Entrenamiento malo

Me dan ganas de crear dos categorías diferentes para mis entrenamientos, una para los buenos y otra para los malos.
Estas cosas me dan mucha rabia. Hay días que me siento como si pudiera con cualquier distancia, terreno, recorrido, en los que la alegría emana por mis poros a raudales, y me dan un subidón increible.
Otros, en cambio, son una tortura. Desde los primeros metros las impresiones son negativas y así continúan el resto del entrenamiento.
Hoy ha sido uno de esos días. A pesar de que el tiempo no ha sido malo para mí, 6’44” el kilómetro, me he sentido forzada los 5 km. Ya he empezado, a mi parecer, demasiado rápido. Tengo comprobado que si empiezo los entrenamientos trotando durante 1km. después me siento de maravilla el resto del tiempo. Pero mi trote hoy no ha sido trote, he ido a mi paso normal, y eso me ha condicionado. Encima me he “picado” con una chica que parecía que hoy tampoco era su mejor día, la he pasado y he querido mantenerla detrás de mí, pero claro, a un ritmo, en ligera subida, al que días como hoy no puedo seguir mucho rato (a pesar de que en mis mejores días voy aún más rápido). Me he desviado para poder dejar de sufrir este “suplicio” que yo me he buscado, y he tomado otro camino para volver. O sea, me he rajado. Me ha ganado. Hoy el calor y mi mente también me han ganado.
Espero que el martes se me de mejor. Votar en los Premios Bitacoras.com Bitacoras.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s