LO QUE SUFRAS AHORA SERÁ SATISFACCIÓN DESPUÉS

IMG-20141229-WA0018

Vistas de Av.Tibidabo desde Av.Isaac Newton

Lo que sufras ahora será satisfacción después. Esta frase me la he estado repitiendo mientras subía por la calle Balmes/Diagonal a la Ronda de Dalt, sobre todo en el tramo de Av.Tibidabo.

Hoy he empezado a correr, al salir del trabajo, sin muchas ganas. Estoy cansada y con la cabeza “embotá”, y lo único que me apetece es irme a casita con mis niños, al calorcito del hogar. Pero hay que obligarse a cumplir uno con lo que se ha auto-establecido, así que he empezado a subir, y para mi sorpresa me sentía muy, muy bien. Pronto me he propuesto llegar hasta la Ronda de Dalt, ya que la vez anterior que había ido por ese mismo camino, me había desviado hacia la Ronda del Mig para evitar seguir subiendo, pero hoy el cuerpo pedía marcha y se la he dado.


mapa

No negaré que ha habido momentos de pensar en mí como en una especie de masoca, y de decirme a mí misma: “para qué seguir subiendo, si por aquí coges toda esta calle directa y llegas a casa”, pero inmediatamente aparecía en mi mente esta frase: “Lo que sufras ahora , será satisfacción después”, y cuando por fin he dejado de sufrir y he llegado a la parte más alta del recorrido, he empezado a bajar, y a soltarme, pensando en el post que iba a escribir hoy, y en las fantásticas sensaciones que me aporta el running.

Además me sentía tan bien, y tan “sobrada” de fuerzas, que iba repasando las carreras más próximas que tengo.

La Cabalgata de Reyes (de Reyes Estevez) del 4 de enero, la voy a hacer con mi familia, al paso de mi hija pequeña, así que esta, como competición no cuenta, es una carrera para ayudar, para conseguir un bien, y para disfrutar con la familia.

El 18 de enero la del barri de Sant Antoni. Esta es de 10km. No me tendría que dar miedo (reconozco que las carreras, aunque son lo que mantienen parte de mi motivación, me producen pánico), y si estoy como hoy la puedo hacer sin problemas. Pero claro, cada día es una historia.

La siguiente es la Media Maratón de Barcelona. Ultimamente ocupa parte de mis pensamientos durante mis entrenamientos. Además tengo que hacer un trabajo psicológico, porque en principio voy a correrla sóla, sin alguien que me despiste con su conversación, y he de preparar a mi cabeza para que sea capaz de ahogar los malos pensamientos. Para ello, me voy haciendo a la idea de que voy a estar más de dos horas corriendo sin parar, para que a mi cabecita no le coja desprevenida.

A riesgo de ser pesada, no puedo evitar volver a hablar de todo lo positivo que aporta el running a mi mente, a mi auto-estima. Es tal la sensación de poder con cualquier cosa, de libertad, de auto-confianza, de plenitud, que no me extraña que a más de uno se le salten las lágrimas cuando llega a la meta de una carrera. Sea la distancia que sea.

Os asDSC_5215~2eguro que ha habido un par de momentos que me hubiera puesto a saltar y gritar del subidón que tenía, pero todavía conservo parte de vergüenza, y me he cortado.

Aquí os dejo la cara de satisfacción que tenía cuando he llegado a casa. Esta alegría mis hijos la agradecen, porque si ven a su madre contenta, se lo transmito a ellos.

Para los que no corren, o no se atreven a hacerlo, como mis hermanos Gregorio (Think in others), y Santi al que tengo medio convencido (Think in Combat), no saben lo que se pierden. Menos mal que mi marido Rubén (Run with Music), me entiende.

Buenas noches!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s